La Gran Final de Equipos se convirtió en un festival de piales en el lienzo con seis aciertos en nueve oportunidades
La Gran Final de Equipos se convirtió en un festival de piales en el lienzo con seis aciertos en nueve oportunidades

Rancho El Pitayo ha ganado una muy emocionante Gran Final del Campeonato Estatal Charro de Querétaro 2021 «Licenciado Sergio Armando Azuela Espinoza» la tarde de este domingo en su feudo de Tlacote El Bajo, tras lograr 343 puntos, inalcanzables para sus contendientes.

Digna final de un campeonato estatal fue la que se disfrutó esta tarde en el lienzo de Rancho El Pitayo, con una extraordinaria asistencia de público entusiasta, que se dio cita desde temprana hora para atestiguar la final de Charros Mayores, que ganaron los Charros de Ojo de Agua.

Baste referir que se acertaron seis de nueve piales en el lienzo para demostrar el nivel de los equipos finalistas; aún y cuando tuvieron suerte dispar en el coleadero, se mantuvieron parejos hasta las manganas, donde El Pitayo se mantuvo a la distancia de sus perseguidores con cuatro aciertos, y si bien tanto Hermanos Navarrete como Rancho Bellorín lograron estar a tiro de piedra del líder de la competencia, la mala fortuna en manganas a pie y a caballo, respectivamente, selló el resultado.

Rancho Bellorín dio muchas satisfacciones a su público, que le apoyó en todo momento; no solo mantuvo el nivel de los otros dos finalistas, sino que con sus tres manganas a pie parecía poner en predicamentos al multicampeón queretano.

Aún cuando se fueron en blanco en las de a caballo, alcanzaron la excelencia con 303 puntos, logrando el subcampeonato y la certeza de que dará mucho de qué hablar en el Campeonato Nacional de Aguascalientes 2021.

A pesar de que, por momentos, daba la sensación de que no salieron en su día, los Hermanos Navarrete de San Juan del Río son ese equipo familiar que todo estado quisiera tener en los más altos niveles deportivos. A priori se trataba de un mano a mano entre ellos y El Pitayo con Bellorín de caballo negro, más ciertos momentos desafortunados les alejaron de las dos primeras posiciones.

Los diez puntos perdidos en el pial en el ruedo, y muy especialmente no acertar manganas a pie les dejaron en la tercera posición del estado, con 288 puntos, pero cerrando una participación muy digna en este certamen clasificatorio, pues representará a Querétaro en la fiesta grande a fines de año en el Polifórum Charro de Aguascalientes.

Con este resultado, ha sido un estatal casi redondo para la asociación de charros de la familia González Escobedo, la cual no solo ha cosechado su séptima corona estatal queretana desde 2011, sino que celebra su tercer tricampeonato (logró el primero ligando los campeonatos estatales de 2015 a 2017, y ahora ha obtenido los cetros de 2019 a la fecha), y cabe señalar que ha se ha consagrado campeón estatal seis veces en los últimos siete años.

Así pues, desde 2011 al momento, Rancho El Pitayo mantiene la hegemonía en Querétaro como el máximo triunfador con los siete títulos antes mencionados, y los restantes cuatro se los reparten tres escuadrones: dos para Laguna del Ciervo, que obtuvo un inesperado bicampeonato entre 2013 y 2014; uno para Fuerza Mexiquense, que en 2011 compitió en Querétaro federado por la asociación Salvador Gómez Centeno, y más recientemente Tres Ases «Villa Oro», que se coronó en 2018 y hoy es uno de los equipos más extrañados en el estado.

 

Gran Final de Equipos

Rancho El Pitayo tuvo 41 puntos de la cala de caballo que ejecutó Ricardo González Escobedo, David González Lepe acertó dos buenos piales en el lienzo de 20 cada uno, más 47 totales en la suerte de colas, siendo el mejor Esteban González Escobedo con 30, alcanzando con ello 128 acumulados.

Una extraordinaria jineteada de toro ejecutó Arturo Castilleja Guardiola para cobrar 30 unidades, lazo cabecero de 29 de Óscar Pérez Gutiérrez y 32 del pialazo que completó Óscar Antonio Pérez Lara, llegando a 219 tantos acumulados.

Una fortísima yegua le ganó la partida a Castilleja, Juan Pablo Rodríguez Rodríguez hizo válidas dos manganas a pie de 23 y 24 con tres adicionales, más otras dos a caballo de Óscar Pérez Lara para 51 unidades, y los 23 del paso de la muerte de Efraín Alvarado Saucedo sellaron el triunfo y un título más para el equipo de casa, ganando la final con 343 puntos.

Rancho Bellorín tuvo sus primeras 25 unidades por conducto de la cala de caballo de Félix Reséndiz Morán, Julio Trejo Reséndiz lució dos piales en el lienzo de 21 cada uno, aunque solo colearon de 47, de los cuales 30 fueron obra de Santiago Vázquez Rodríguez.

Pedro Hernández Mendoza brilló con una excelsa jineteada de toro, por la cual obtuvo 28 unidades, lazo cabecero de José Manuel Navarrete Ruiz, cobrando 27, y la terna la completó Daniel Ugalde Pérez con su lazo de pial de 28 puntos.

El equipo se levantó en la parte final del compromiso, primero con el jineteo de yegua de 19 unidades de Mario Álvarez Uribe, y después con las tres manganas a pie con que Daniel Ugalde Pérez enloqueció a la concurrencia, obteniendo 65 tantos; sin embargo, con el título al alcance de la mano, la suerte no les sonrió en las manganas a caballo, finalizando con 22 del paso de la muerte de Mario Álvarez, quedándose con el subcampeonato con 303 puntos.

Los Hermanos Navarrete arrancaron con la cala de caballo de 36 puntos de José de Jesús Navarrete Domínguez, un par de piales de 20 cada uno por conducto de Andrés Navarrete Álvarez, y colearon de 56, acumulando 21 Luis Jesús Navarrete Álvarez, 19 de Jesús Navarrete Domínguez y 16 de Jorge Navarrete Ruiz, marchando al frente en ese momento con 132.

La monta de toro de Antonio Badillo Rojas redituó 17 unidades, aunque con problemas alcanzaron a completar la terna en tiempo reglamentario, merced a los 27 del lazo cabecero de Andrés Navarrete Álvarez y el pial del viento que acertó Luis Jesús Navarrete Álvarez, en su segunda oportunidad, para 14 puntos.

Todavía ejecutó una extraordinaria jineteada de yegua Edgar Chávez Chávez, cobrando 25 tantos, pero en el momento necesario no hubo fortunas en manganas a pie, a cambio de dos a caballo con que cumplió Andrés Navarrete Álvarez para cosechar 53, y 20 del paso de la muerte realizado por Edgar Chávez, firmando 288 puntos finales.