Por Javier Aparicio Anaya
Desde la Ciudad de México

Querétaro tiene bastante actividad y aunque del Constituyentes ya le salieron muchos “difusores”, el que roba cámara es el Torneo de Chichimequillas y que coordina la unión estatal charra con la presidencia municipal.

Antonio Quiroz es el mandamás charro de la entidad e hizo saber que este domingo 13, entrarán a las 11:30 horas: Salvador Gómez Centeno, Regionales de Ezequiel Montes y Unidos de Colón, mientras que a las cuatro, vienen: Rancho Aparicio, Hermanos Ramírez y la gente de Chichimequillas.

El domingo 20, en la primera: El Grullo, Laguna del Cuervo y Compadres de Ezequiel Montes, dejando en la tarde a: Finca Arroyo Seco, Tres Generaciones y Hermanos Barrón de Tequisquiapan, acciones que se escribirán en el Lienzo de Chichimequillas.

Querétaro

Qué bueno que haya gente que se preocupe por organizar torneos para equipos de segunda o tercera fuerza, porque para los de primera sobran hasta pseudoperiodistas que cobran las “perlas la virgen”.

Por cierto, Mayro Morán levanta la mano para púa y estos días seguirá su proselitismo y destaca un próximo Pialadero.

PAGOS A LA FMCh

Por otra parte, ayer se celebró la asamblea general en Zacatecas, donde el mandamás de la charrería el contador “Chema” Maldonado Ibarra, presidió la misma.

Aquí se dio información de Federación en el sentido de darles a conocer el procedimiento para estar debidamente registrados ante el máximo organismo charro federado.

Una buena cantidad de presidentes de asociaciones se dieron cita a esta primera convocatoria del 2013, ya que muchos de ellos quieren estar al corriente de sus obligaciones para con la Federación Mexicana de Charrería. Y como dice el refrán: “Cuando veas la barbas de tu vecino rasurar, pon las tuyas a remojar”

En otro orden de cosas, para los que no tienen tema de qué escribir, afortunadamente a nosotros nos sobran y ahora, en Puebla supimos que ayer hubo junta y en la que salieron dos “gallones”, pero la verdad es que quieren candidato de unidad y de ello hablaremos en otra entrega.