Las aspiraciones son serias y como tal ha tomado el compromiso José Antonio Salcedo
Las aspiraciones son serias y como tal ha tomado el compromiso José Antonio Salcedo

Cada cuatro años el consejo directivo de la Federación Mexicana de Charrería tiene y debe renovar su consejo directivo, donde obviamente se contempla desde el presidente del máximo organismo charro, hasta el último prosecretario de dicha colectividad ecuestre.

En esta ocasión aparecen como grandes contendientes el ingeniero José Antonio Salcedo López y don Ricardo Zermeño Barba, el primero avecindado en Querétaro (Rancho El Pitayo) y el segundo en Guadalajara; curiosamente ambos son originarios del estado de Jalisco.

De acuerdo a condiciones oficiales, ambos contendientes por la máxima tribuna de los hombres de sombrero ancho se deberán registrar el próximo 30 de junio en el seno de la casa charra federal.

Las elecciones se tendrían que estar celebrando el 7 de octubre, bajo un escrutinio y vigilancia suficiente, ya que no se espera acontecimiento negativo al respecto, ambos hombres de a caballo se conducen con cabalidad, con sobrada caballerosidad y como tal deberá ser la batalla electoral.

JOSÉ ANTONIO SALCEDO LÓPEZ

Con la finalidad de poder conocer un poco más de los precandidatos, tratemos de saber quién es JOSÉ ANTONIO SALCEDO LÓPEZ, indica en su registro ser Ingeniero Zootecnista de profesión, haber nacido bajo el seno de una familia charra dedicada a la agricultura y la ganadería.

Tiene como esposa a la señora Elisa Aceves Sánchez, ha consolidado una gran familia charra donde aparecen dos varones que responden a los nombres de José Antonio y Santiago.

Continúa diciendo José Antonio, quien es ampliamente conocido como «Toñote», el haber heredado de su abuelo y señor padre el gusto y el amor por la charrería, pero también puntualiza haber heredado principios y valores.

Para «Toñote», ser charro va más allá de dominar un caballo o realizar faenas, es un estilo de vida. Especifica que para el es un compromiso con nuestros antepasados y un pacto con las futuras generaciones. Es ser un hombre de bien, de trabajo, de familia y de principios.

Menciona haberse forjado en el trabajo duro, lo que ha construido ha sido gracias a la dedicación y al esfuerzo diario.

Esta consciente de que su familia y sus hijos pueden mirarlo a los ojos y ver a un hombre recto y honrado.

Reconoce que grandes hombres han tendido su mano y han ayudado a su formación como hombre de bien, por lo cual les estará eternamente agradecido.

Refiere:

Soy parte de la charrería y la charrería es parte de mí, por eso con el afán de hacer crecer este deporte, he sido precursor de torneos que al día de hoy han aportado ideas innovadoras, estos torneos se han caracterizado por la inclusión de todos sin distinción.

La experiencia en la organización de eventos de talla internacional me da la certeza de poder llevar a nuestro deporte a mejores rumbos, con innovación, inclusión y siempre promoviendo la unión familiar. “

Con orgullo refiere “Un día al ver a mis hijos charrear, confirmé mi compromiso por que el futuro de la charrería quede asegurado. Deseo que las próximas generaciones tengan al igual que nosotros el gusto de practicar lo que tantos años hombres y mujeres han disfrutado.

Es por eso que quiero ser presidente de la Federación Mexicana de Charrería.

Tengo la pasión, la entrega y el compromiso con las futuras generaciones. Mi aspiración no es producto de un capricho personal ni por imposición de alguien.

El único capricho al que obedece esta legitima intención es por regresarle el brillo a nuestro deporte nacional”.

Primera parte de varias…

¡HAGAMOS CHARRERÍA!