Don Cristóbal Hernández, a caballo

Nació en la Hacienda de «La Noria del Ojo» en Poanas (Durango). Pertenece a una familia emblemática de gran sensibilidad humana y artística.

Creció dedicado a las labores del campo, a la crianza de ganado bravo y caballar; administrador de compañías ganaderas a lo largo del país, se ha dedicado también a la doma de caballos y a la filmación de películas tipo Western.

Excelente charro que ha dominado todas las suertes, realizó diversas giras al extranjero al lado de su hermano Francisco.

Ha pertenecido e impulsado varias asociaciones charras de su estado, donde ha ganado campeonatos estatales en las suertes de cala y piales en el lienzo, incluso el charro mayor de su zona.

Locutor desde 1982, ha recibido reconocimientos entre ellos la Espuela de Plata de la Federación Mexicana de Charrería.

Es de los grandes conocedores de ganado caballar y bravo de lidia, sabe identificar como pocos las capas y marchas de los caballos.

Hombre de honor y de trato fino que con su voz y conocimientos ha logrado crear un estilo único en la locución y por más de cincuenta años ha promovido la charrería en su querido estado de Durango.