Etiquetas

,

Un marco hermoso con la presencia de la gran familia charra en el foro de Tlalnepantla


TLALNEPANTLA DE BAZ | Agustín Gelista García

La grandeza histórica de este municipio también radica en la charrería en sus inicios, ahora próspera entidad industrial y comercial, pero todo ello siempre de la mano con la cultura, el deporte y una sociedad integrada por su gente que convive y participa en la dinámica vida cotidiana y por ello las charlas culturales, esta vez en el Teatro Eugenia León, de éste emblemático sitio donde converge la ciudadanía y sus funcionarios de gobierno, una comunión importante en el devenir.

El momento en verdad brillante para conocer más y por ello invitaron a Don Álvaro Vergara Martínez, quien además de toda su sapiencia, orgullosamente de la entidad y ex Presidente de la FMCh, así que él ofreció en su exposición los inicios de la charrería, que además de fue marco para rendir homenaje a un gran hombre, Don Venancio Ugalde Osornio, quien en esta fecha -18 de mayo de 2016-, cumpliría 105 años de edad y se distinguió por ser un digno precursor del deporte a caballo, de unir a la gente y ser un detonante en este entorno.

Captó la atención del público al señalar el paso de Fray Sebastián de Aparicio en 1532, dato que ubica como antecedente a la ganadería local y los trabajos del campo; asimismo, que fue el Virrey Luis de Tovar Godínez quien autorizó a los naturales -indígenas- a montar los caballos, toda vez que en las estancias -ahora haciendas-, se les prohibía hacer uso del equino, hasta que surgen los arrendadores y son los nativos, que demuestran su destreza y capacidad charra, todo ello promueve herraderos y coleaderos, además de elementos de fiesta, hasta la labor a campo traviesa.

Mucha historia al señalar el nacimiento de la vestimenta por allá del siglo XVIII, la silla mexicana -distinta a la que trajeron los españoles-, los adornos de plata en accesorios y trajes charros -dada la riqueza del país y producción de este metal-, las formas de lazar y obviando, la participación del hombre y el caballo en las guerras de intervención de fuerzas extranjeras; los indígenas defendieron ya montados a caballo a su patria, asimismo la unión de la tauromaquia -con Don Ponciano Arriaga-, las exhibiciones de charrería en la Unión Americana, destacando Don Andrés y Antonio Becerril, en España y otros lares.

Así surgió la charrería en el campo de varias entidades del país, por los años de 1919 y se significa al charro y la China poblana, hasta llegar al año de 1932, en que el Presidente Pascual Ortíz Rubio decreta el traje de charro como vestimenta mexicana, en 1933 sería Abelardo L. Rodríguez, quien por decreto se consideró a la charrería como el deporte nacional, en lo que sería asimismo, la integración de juegos autóctonos y tradiciones el valor único y auténtico de México.

En su intervención, Carlos Estrada Rodríguez -charro y funcionario-, señaló el hecho que significó a este municipio como precursor de la charrería, al nacer varias asociaciones, entre ellas, Compadres de Tlalnepantla, Rancho La Cañada y la Venancio Ugalde Osornio, con personajes como Arturo Marín Alcántara, el Dr. Alejandro Nava, la familia Guzmán, Álvaro Vergara y ahora, Daniel Vergara Aguilar, quien además es el Presidente de Uniones de Charrería en el estado de México, dijo, “no le hemos fallado a nuestra comunidad”.

Él -Carlos-, como varios de los presentes, solicitaron que los gobiernos de todas las entidades y en sus diferentes niveles participen con la charrería, para cumplir los preceptos de promoción y difusión, toda vez que es considerada parte de la historia y cultura de nuestro país; integra riquezas, arte, unidad, fraternidad y todo ello, la paz integral que se vive, es motivo para trascender y junto con su exposición Laurita I -Reina de la Unión-, mostró hermosos vestidos en su mayoría de gala, en la participación de la mujer en esta actividad y pues los aplausos no se hicieron esperar, elocuentes y emotivos momentos.

La parte explicativa fue a cargo del Dr. Catarino Ugalde Ugalde -hijo de Don Venancio Ugalde-, quien refirió dónde y cómo surgió la charrería en Tlalnepantla, en función de un grupo de amigos, que junto con su padre dieron rienda suelta a su pasión, hasta lograr tener un lienzo en forma y ahora uno significativo, por lo que en sus inicios tuvieron actividad con División del Norte de Tepotzotlán -vigente-, asimismo, la participación importante de la Venancio Ugalde como asociación a eventos de charrería a nivel nacional.

En su momento, Daniel Vergara -PUA de la entidad-, señaló el hecho de ser parte de una federación importante, una de las más grandes por la integración de cientos de asociaciones del país y la Unión Americana; “en cada una de las 32 entidades se tiene presencia, en tanto el estado de México tiene afiliadas a más de 80 asociaciones y poco más de 47 escaramuzas, lo que habla por sí solo de la importancia que ha tomado la charrería y es una forma de vida, ejemplo de participación y unidad”. señaló.

Como invitado también, el Lic. Miguel Becerril Ortíz -Presidente de la Peña Charra “JMACH”-, ofreció explicaciones y aportó mucho de su conocimiento y experiencia, hasta hablar del Jarabe Tapatío, como conclusión en una charreada, siendo éste un rito de conquista del hombre a la mujer, un conjunto de danzas tanto de Jalisco, como Michoacán, estado de México y más allá, donde el cortejo del charro a la “Adelita” se convirtió en un simbolismo nuestro y del ámbito charro, arte, destreza, talento y folclor, riqueza que enaltece a la charrería.

A todo esto, una hermosa y amplia -aunque dijeron faltó mucho más-, muestra fotográfica, donde la historia de la charrería, de Tlalnepantla, de la entidad mexiquense, sus personajes, logros y trascendencia quedaron plasmados en imágenes, que manifiestan la grandeza, honor, historia, cultura y mucho de lo que es nuestra patria, nación que conquista, por sus hermosas vestimentas -en manos de las hermanas Raya-, los trajes de charro de gala, que portaron Miguel Becerril, Carlos Estrada, Álvaro Vergara y el mismo Dr. Catarino Ugalde Ugalde.

Una tarde emotiva, donde surgió el nombre del maestro pintor -Don Juan Rayas-, charro de Tlalnepantla, con la riqueza, cualidad, don y talento de proyectar en sus sus trazos únicos la magnificiencia de los caballos, en sus colores la belleza y todo un aporte de arte -único-, en cada lienzo que dibuja, traza y pone los colores precisos y preciosos a esos equinos, que serán y forman ya parte de nuestra historia y de la charrería misma.

Mañana en Zumpango, continuarán la Escaramuzas, en el Campeonato Estatal Mexiquense, más de 40 escuadrones de damas charras, mostrarán su arte y destreza en la monta a mujeriegas, por lo que todo el público está invitado a presenciar tan magno evento, en el lienzo “Campesino, Ángel Ortiz Téllez”, de San Sebastian, escenario de grandes muestras en el bello deporte a caballo.

Bien vale la pena todo esto, enhorabuena para los organizadores, el sector Cultura del Gobierno Municipal del Tlalnepantla, a todos ellos, los que no aparecen, sincera felicitación, orgullo de su trabajo y muestra de talento, arte y cultura, enaltecen así a la patria y en especial a la charrería. ¡Viva la charrería, sus familias y tantos precursores como Don Venancio Ugalde Osornio!

Anuncios