Etiquetas

La Charrería suma ya 101 años consecutivos participando en el tradicional Desfile Militar del 16 de Septiembre

Una vez más los integrantes de la charrería nacional han sido vitoreados al final de la columna cívico militar, en la celebración -en la Plaza de la Constitución-, del CCV Aniversario de la gesta de Independencia, escenario en el que se mostró el poderío armado con que cuenta nuestra nación para preservar la paz, seguridad y dar a apoyo a la población en caso de desastres, ante el Comandante Supremo, el Presidente Enrique Peña Nieto, quien testificó junto con su esposa -Angélica Rivera-, la parada tradicional, en ambiente de paz, unidad y concordia, por lo que juntos los contingentes en el desfile, fueron artífices y motivo de algarabía entre la ciudadanía, asimismo dejó ver que México tiene firmes sus principios para ser cada vez más fuertes.

La gran familia de a caballo, tomó parte una vez más, en tan importante y simbólico evento, ante lo cual se reunió un grupo representante de la Asociación Nacional de Charros, en las instalaciones de la Federación Mexicana de Charrería, donde recibieron la bienvenida del Dr. Miguel Ángel Pascual Islas -Presidente del organismo-, además de reiterar el dirigente que “la FMCh es la casa de todos, por ello queremos afirmar los lazos de amistad y unidad en el ámbito que nos ocupa, la charrería, con la Nacional de Charros, porque juntos proyectamos mucho de lo que es nuestra tradición y cultura”.

Dicho acto se selló con un desayuno previo a conformar la columna y luego junto participaron en la representación cívico-militar, cuyo evento duró 98 minutos -una hora 38 minutos-, a cargo del piloto aviador y Comandante de la Fuerza Aérea, Carlos Antonio Rodríguez Munguía, quien a las 11:00 horas solicitó autorización al Jefe Supremo de las Fuerzas Armadas -el Presidente Peña Nieto- acompañado en el balcón central por el Secretario de la Sedena -Salvador Cienfuegos- y el titular de Marina -Vital Francisco Soberón Sánz-, para iniciar la conmemoración, que previo a ello, el titular del Ejecutivo izó el lábaro patrio monumental en el Zócalo y surcaron nuestro cielo 90 helicópetros y 4 aeronaves de pelea F-5E pese al mal estado climatológico, se dijo.

El Presidente Peña Nieto pasó revista al Ejército y Fuerza Armada de la Marina, para dar comienzo al evento, que congregó a miles de ciudadanos que ovacionaron el paso de los representantes, uno de los más, los 14 veteranos de guerra del escuadrón 201 y los integrantes del Ejército Mexicano y Marina, que apoyan a la población en tiempo de desastres y con ello a los charros, bien montados y guiados por su Soberana Nacional Melissa Alejandra I y acompañada por Fernanda I Reina de la Nacional de Charros, el porta-estandarte de la FMCh -Fernando Pascual Islas-, todos apoyados por representantes de sus asociaciones y la Escaramuza bicampeona de Distrito Federal, Rancho San José que lucieron hermosos vestidos de Adelitas.

Se disfrutó mucho el acto, toda vez que se presentaron 91 banderas, algunos de ellos con historia y presencia en nuestra nación y devenir; 339 vehículos del Ejército y Marina de México, asimismo 14 embarcaciones. Un total de 4 800 personas participaron en murales monumentales, que desplegaron leyendas y cuadros simbólicos de nuestra patria, en algún momento se sintió el ambiente festivo, de verdadera celebración, quizá ante el olvido momentáneo de los problemas que vivimos y las experiencias muchas que enfrenta el pueblo mexicano.

Muy notorio la participación de cientos de mujeres en los contingentes representados, ello habla de la igualdad de género, capacidad y proyección del ser humano, ellas ganaron ovaciones al paso ante las multitudes; cuando la parada estaba por culminar, el contingente de a caballo, luego la charrería organizada, acaparó atención vítores y no dejaron de gritar vivas y ¡viva México! al paso de los que son considerados reserva del ejército y que son parte importante de nuestra historia, porque hombre y caballo intervinieron las guerras internas de independencia y la defensa de la patria ante la invasión del enemigo francés o americano, son historia, cultura y tradición nuestra.

Una vez más la charrería vitoreada, aplaudida porque mostró su unidad, digna representación y la muestra de fraternidad y concordia, que es entre miles -más de 20 mil- asociados a la Federación Mexicana de Charrería; en la parada, desfiló la Escolta Nacional -Chuy Mena- el abanderado, la escolta de la Nacional de Charros con su porta-bandera, Lic. Jorge Humberto Jiménez, asimismo el Dr. Miguel Ángel Pascual Islas, el Lic. Pedro Luis Benítez -Subdirector de la CONADE-, el Lic. José Manuel Basurto García Rojas, dirigente de la Nacional, además de integrantes del Consejo Directivo de FMCh, de representantes de asociaciones capitalinas, todos grandes amigos ellos.

Al final el Comandante Rodríguez Munguía rindió el parte “sin novedad”, ante el Presidente Peña Nieto y aquello se convirtió en una romería a los largo de avenidas importantes – Cinco de Mayo, Juárez, Reforma y Chapultepec-, para luego el titular del Ejecutivo reunirse en la comida anual con el Ejercito Mexicano y Fuerzas Armadas. ¡Enhorabuena a todos y viva México!

Los participantes, 2 167 de la Fuerza Aérea Mexicana, 2 827 de Marina, 6 577 del Ejército Mexicano, 739 de la Policía federal y 100 charros, fue el conteo del Comandante Rodríguez Munguía, 1 hora 38 minutos después.

Anuncios