Etiquetas

,

ChReyesRLV

AGUSTÍN GELISTA | Ciudad de México

Excelente marco de charrería, alegría y muchos niños, en la celebración del “Día de Reyes”, con una competencia entre Charros de Morelia -218 puntos- y Regionales de La Villa -253 totales-, que brindaron a decenas de peques, quienes con sus familias disfrutaron de la charreada amistosa, que ganaron los anfitriones, enmedio de ambiente de convivencia y amistad, además de la presencia de quien será soberana de la agrupación -Fabiola Cruz Figueroa- y la bienvenida por parte del presidente -Dr. Juan Luis Gómez Jardón-, quien se mostró entusiasmado por la respuesta del público.

Así, con ambiente festivo directivos de Regionales de La Villa tomaron el ritmo de la Banda Musical que amenizó y habrán de organizar eventos relevantes a lo largo de este año -es el objetivo-, porque están dispuestos a reconquistar a los aficionados que domingo a domingo visitan la Catedral de la Charrería y gozan con las suertes charras, se nutren de conocimiento, tradición y cultura, por el enlace que promueven los locutores, ésta vez con Jorge Adame Solís, quien orientó al respetable para una mejor comprensión en la ejecución de las suertes y faenas charras, en tanto Jalil Dulac fue el caporal de la fiesta.

Luego de la solemne misa en la capilla, se trasladaron al escenario y poblaron las gradas, no sin antes los niños, que ingresaron al Rancho Grande de La Villa, recibieron su obsequio, ¡un juguete!, la mayor maravilla para los “reyes del hogar”, cuyas miradas se alegraron, sus ojitos se iluminaron, escogieron el de su agrado de manos del payasito y todo fue algarabía, gozaron de lo lindo la charreada y más cuando la faena les gustó en demostración de poder y dominio del charro, que además de cumplir se lució en aras de apoyar a su equipo Charros de Morelia “Verde” y Regionales de La Villa “B”.

Un comienzo de temporada en este año 2015, que además de espectáculo lindo, es dar impulso a la charrería, al deporte-arte, conservar tradiciones, unidad en familia y el esfuerzo bien vale la pena, el Dr. Juan Luis Gómez Jardón se comprometió a consolidar su labor y corresponder a todos con eventos de alto nivel competitivo, agradables, como esta contienda entre michoacanos y capitalinos, correspondió a expectativas, porque resultó entretenido, aunque faltó consumar faenas para lograr calificaciones más sobresalientes, de cualquier forma resultó entretenida, captó la atención de los presentes y todos se fueron felices al final, era el objetivo, ¡misión cumplida!

El próximo 28 de febrero han de coronar a Fabiola como Reina de la Agrupación, habrá presentación ya en las charreadas de escaramuzas -atractivo adicional a destacar-, en tanto los jueces -Manuel Hernández y Hugo Guerrero-, cumplieron bien su función al impartir calificaciones justas y todo fue para beneplácito de los concurrentes, en adelante Regionales de la Villa dará mucho de qué hablar y bien, así se estableció al término del convivio en honor a los visitantes, en el Casino de los anfitriones. ¡Enhorabuena señores, buen comienzo!

La labor de los charros, discreta pero entregados

La competencia fue el imán para el público, el inicio correspondió a Charros de Morelia con la cala de Salvador Manzur, los jueces -Hernández y Guerrero-, le otorgaron 30 unidades; a Sergio Iberry le descalificaron por negarse su cabalgadura a culminar la faena y en los piales, ni Alejandro Yamel, menos Christian Rosemberg, lograron consumar la
suerte.

En la faena de derribar novillos, la mejor parte fue para los de casa -78 unidades-, entre Pinos Zermeño, Mauricio Robledo y Rodrigo Robledo; los purépechas -29 tantos-, Juan José Cabrera, Armando Romero y Salvador Manzur; en el nineteo de toro, Oswaldo Cervantes de Morelia, 17 tantos y Alberto Fragoso de La Villa, 23 buenos; la terna de los michoacanos, 45 puntos entre Armando Román y Luis Campuzano, apenas lograban 121 parciales. Los de casa, Mauricio Morán y Pinos Zermeño, 50 buenos y ubicaro al equipo en 151 unidades.

Se aplicaron en las manganas

Era necesario realizar un esfuerzo más, ganar puntos y en el jineteo de yegua, Javier Pérez de Morelia, ganó 18 puntos, en las manganas a pie, Armando Román logró dos de 19 y 20 buenos -39 totales- y en las de a caballo, Luis Campuzano cuajó dos también, aportó 40 puntos y en el paso, se les “cortó” la yegua (salió de suerte) y culminaron con 218 puntos su competencia.

Por los Regionales de La Villa, el jinete de yegua .Alberto Fragoso-, ganó 21 tantos, para que Mauricio Robledo muy inspirado en las manganas a pie cuajó dos y ganó 39 unidades, en las de a caballo, Mauricio Morán hizo lo propio, dos espectaculares y 42 de cuenta, lo malo es que Fragoso desaprovechó consumar el paso de la muerte y terminaron con 253 totales.

¡Pudo haber más, pero les faltó suerte en piales, colas y la tercera mangana en ambos!, ni modo así es la suerte en charrería, una veces sí, otras no… Lo mejor, que hubo gozo, celebración en grande y satisfacción del público y entusiasmo de los charros en el comienzo.

Anuncios