Etiquetas

,

Por Lic. Salvador Rivera Tapia
Desde Lagos de Moreno (Jalisco)

Con la piel que se pone de carne de gallina, así nos pusimos Olga Zermeño y un servidor al estar platicando todo lo que gira en torno de este grupo tan especial que el día de hoy se hacía presente en tierras aleñas.

Hace dos años inicia esta inquietud que llega a darles Héctor Figueroa que tiene ceguera, en aquella ocasión que llega y les dice que él quiere ser charro, a lo que muy amablemente el señor Ricardo Zermeño le pide a Olga su hija que con gusto le dé un paseo a Héctor.

Ya en el ruedo entrando en platica los dos principales actores Olga y Héctor, el le comenta no me trates diferente porque yo quiero ser charro, con aquel entusiasmo de parte de el Olga se muestra sorprendida de la acción de él.

Ella le contesta que está bien que si él quiere lo puede hacer, entonces Héctor le dice pero tienes que enseñarme bien porque yo quiero ser un buen charro y a cambio de eso yo te voy a enseñara a que sepas como se enseña a una persona como nosotros, todo esto como un reto para Olga.

ParaCharreria

Teniendo que aprender muchas cosas de estas personas que son grandes ya que de cada una de ellas aprendes algo diferente, y como se distinguen son sanas y sensibles, ellos ven la vida de una manera fácil y sencilla pese a sus dificultades, Agrega Olga en esta charla casi a punto de salir un lagrima de sus ojos amielados que tiene, que los caballos se comportan de una manera diferente como si los ejemplares conocieran a las personas.

Para ellos ha sido muy satisfactorio el convivir con este grupo que conforma ya casi 20 integrantes, y el llevar de la mano la equinoterapia con la charrería ayuda mucho a las personas y hace que se relaje el cuerpo.

Un escenario de gran calidad para tal evento los terrenos del Lienzo Charro Santa María de los Lagos, a temprana hora arriban el equipo de paracharrería integrado por Lucy, Diego, Samanta, Luz, Panty, Pancho, Manolo, Héctor, Emilio, Dani y Paloma comandado por Olga Zermeño y Roberto Pérez Verdia de la Torre, a ellas las recibieron quienes aran anfitriones de este evento Oscar Israel Flores Damián y la señora Marcela Saldívar del Dif municipal y Vicente Mojica.

Como toda competencia realizan cada una de las suertes de nuestro deporte nacional por excelencia, cada uno como nos toco vivir estas emociones, para cerrar con el paso de la muerte Héctor y Pablito de lagos le hacen el brinco a los ejemplares.

Al final Diego hace uso del micrófono para darle las gracias a Don Ricardo Zermeño por facilitarle un bonito caballo en el que lo montan, motivo por el cual le hace entrega de un cuadro en donde a puño de Diego es plasmado en una bonita pintura.

Anuncios