Etiquetas

Por Profr. Gabriel Torres de la Hoz
Desde la Ciudad de México

Este sábado 9 de febrero darán inicio las tan esperadas competencias amistosas en las que los Charros del Pedregal celebran 50 años de existencia, tiempo en el cual ésta Asociación ha venido creciendo, fortaleciéndose y cumpliendo con los objetivos que establecen sus estatutos y fomento de nuestro Deporte Nacional, nuestras tradiciones, el respeto a nuestros valores, a la Familia y a nuestros símbolos Patrios, lo que la hace una de las Asociaciones más importantes y de mayor prestigio en la República Mexicana.

Éstos serán encabezados Edgar del Bosque Presidente de la Asociación, la Reina de Charros del Pedregal Noemí I, de la Reina Nacional Melissa Alejandra I y todo su consejo directivo augurando lleno y satisfacción en los invitados.

Se presentarán en competencia charra en las instalaciones del lienzo ubicadas en el Camino a Santa Teresa, al sur de la capital del país, un equipo integrado por ex socios contra socios mayores de esta misma Asociación y el domingo 10 de febrero celebraran en grande el día del charro mayor, los charros de la “José Becerril” de Azcapotzalco se preparan con su selección para participar en los festejos.

50 años Pedregal

El Prof. Gabriel Torres de la Hoz, titular de esta columna, se comunicó con el M.V.Z. Luis Alberto Pérez Thomsen, Gerente de Charros del Pedregal para extenderle una invitación a la emisión #104 del programa “México a través de la charrería” y hacerla extensiva al Presidente de esta Asociación y su Consejo Directivo y a su Reina Noemí I del Bosque para que compartan los detalles y vivencias de este magno festejo que se encuentra estrenando instalaciones ahora en Plaza Buenavista esq. Héroes Ferrocarrileros Col. Buenavista Del. Cuauhtémoc Méx. D.F.

HISTORIA BREVE DE LA ASOCIACION DE CHARROS DEL PEDREGAL.- Don Antonio Gil Ortega que se distinguió por buen Charro destacado en la suerte de colas y apasionado de nuestro Deporte, ingresó a la Asociación Nacional de Charros en 1926, llegando a ser Presidente de la Decana en los años 1942, 1943, 1946,1955-1957 y 1960. En uno de estos períodos llevó también las riendas de la Federación Nacional de Charros. Don Antonio conoció en 1963 a Mario Moreno “Cantinflas”, quien organizaba en ese entonces el festival del cine Mexicano, que año con año se llevaba a cabo en el bello puerto de Acapulco. Cantinflas invitó a Don Antonio a organizar una fiesta Charra, como complemento de éste festival, que resultó todo un éxito, con gran lucimiento de los Charros y Amazonas y con el agrado del público asistente.

Al regresar a la Ciudad de México, Don Antonio se encontró con la triste noticia de que por decisión de la Mesa Directiva de la Asociación Nacional de Charros se le castigaría por seis meses, debido a que no solicitó autorización para llevar a cabo dicho evento. Cuentan sus hijos que en toda su vida, nunca habían visto tan triste a Don Antonio, quien siempre había tenido una personalidad entusiasta y alegre. Ante tal situación, que de verdad le afectó mucho, Don Antonio, con esa personalidad entusiasta y su gran capacidad de organización, decidió, apoyado por sus hijos, buscar la posibilidad de fundar una nueva Asociación. Para ello, puso la mira en el sur de la ciudad, que en ese entonces eran puros llanos y sembradíos y empezó a reunir amigos y recursos, entre los que se contaban varios residentes del en aquel tiempo incipiente Fraccionamiento Jardines del Pedregal.

Es así que el 4 de febrero de 1963, se redacta el acta constitutiva de la Asociación de Charros del Pedregal, aunque sin contar aún con un lienzo propio. Gracias a la colaboración de Don Antonio Gutiérrez Prieto, quien prestó el terreno de su casa en el Pedregal para construir un lienzo de madera, la nueva Asociación tuvo su primera casa, conocida como la cabaña del Oso. Después Don Rodolfo Goes, dueño del entonces conocido Ron Castillo, construyó otro lienzo de madera en los terrenos de su casa y tuvo su segunda casa en la que se celebraban excelentes charreadas y exhibiciones para personajes importantes, característica que desde entonces distingue a ésta Asociación.

Por los años de 1966 y 1967, Don Antonio y los demás Socios de Charros del Pedregal, le tenían echado el ojo al terreno de Camino a Santa Teresa 305, pero nuevamente tuvieron una desilusión, ya que al tenerlo prácticamente comprado, el Departamento del Distrito Federal les informó que ahí se construiría la Villa Olímpica, tiempo después les dieron la buena noticia que la Villa Olímpica se construiría sobre otro predio cercano, por lo que quedaba disponible el terreno original, mismo que fue adquirido para construir las hermosas instalaciones en las que se ubica actualmente la Asociación de Charros del Pedregal.

Anuncios